El Rebozo

Siempre lo llevo conmigo y poco les cuento de el

EL REBOZO

Y Es que es tan nuestro y tan representativo que lo podemos encontrar en pinturas, canciones, leyendas, poemas, películas y “Medidas de confort para el parto” de Guadalupe Trueba, educadora perinatal certificada por Lamaze Internacional y Parteras de Norteamérica.

 

¿Ejemplos de lo que digo?

 

Muchos: “Mujer con rebozo” de Siqueiros. Las indígenas de Zúñiga, Rivera, Pedro y Rafael Coronel y la misma Frida Kahlo: Poema del rebozo, de Francisco Elizalde; “El rebozo”de Gabriel del Río; “Piropos al rebozo” de Gregoria de Gante. Canciones como “Rebozo de Santa María, “La llorona”, «Aires del mayab » de mis favoritas por citar algunas.

 

Así que les comparto esta leyenda

Ojalá les guste

 

Se dice que en el siglo XVI en un convento dominico, en lo que es hoy el Distrito Federal, había un Cristo desgarrador. Sor Severa de Santo Domingo, ferviente devota, ya vieja y enferma, se levantó una noche pues llegó un pordiosero pidiendo ayuda. Lo atendió, alimentó, le regaló su rebozo… y murió.

 

Al días siguiente, el Cristo tenía puesto el rebozo. Desde entonces, el primer viernes de marzo se venera al Señor del rebozo y ese día se bendicen.

 

Finalmente, he llegado a la conclusión de que, sin rebozo, la mujer mexicana perdería mucho de su esencia, porque rebozo también es pudor, coquetería, belleza, sensualidad , amor , cuna, recipiente, distintivo, comodidad, vida y muerte.Si no, ¿en dónde se ocultaría al ruborizarse? ¿Que mordería al lanzarle miradas llenas de pena y promesas al galán? ¿Con qué sujetaría la canasta en la cabeza? ¿Con qué se adornaría? ¿Cómo cargaría a su hijo sin ocupar las trabajadoras manos? ¿En qué transportaría sus flores al mercado? ¿Con qué se cubriría del sol, frío o lluvia al seguir a su Juan?En fin, ¿de dónde se detendría para dar a luz y dónde encontraría su mortaja?

 

Yo soy mujer de rebozo

Yo soy la #RosaMexicana #Rebozo #Cultura

Comentarios