Rosy Arango conquista a su público con un viaje musical por México en la Feria Internacional del Caballo 2024

La noche de este miércoles 20 de marzo, la talentosa cantante Rosy Arango regresó triunfante al escenario del Palenque de la Feria Internacional del Caballo Texcoco 2024. Tras el rotundo éxito de su presentación el año pasado, la “Rosa Mexicana” brindó un espectáculo completamente nuevo, que emocionó a los asistentes que se dieron cita en el recinto.

 

Nuevos talentos

 

Rosy Arango, a través de una dinámica lanzada en Facebook, invitó a cuatro jóvenes talentos a abrir su concierto. De esta manera, Disnarda Vega, Abraham Corona «El Gallero», Lorena Medina y Luis Alejandre se apoderaron del escenario del Palenque, interpretando, uno a uno, música ranchera, con el afán de mostrar que tienen el potencial para construir una carrera exitosa.

 

Recorrido musical espectacular

 

Después de sus interpretaciones, Rosy Arango pisó el escenario entre aplausos y una calurosa ovación de su público. El recorrido musical inició con el acompañamiento de Nuestro Mariachi, en temas como: “Serenata Huasteca”, popurrís de José Alfredo, Juan Gabriel y Vicente Fernández, entre otros.

 

Después, un ensamble acústico integrado por los maestros guitarristas Adrián Carrillo, Manuel Ramos y el percusionista Martín Urquidi acompañó a Rosy Arango con canciones como “Urge”, un popurrí de Álvaro Carrillo y otro de Joan Sebastian.

 

Su primer cambio de vestuario lo realizó enfundada en una hermosa cuera tamaulipeca blanca para interpretar música norteña, acompañada por Los Primos de San Luis. Temas como “La Yaquesita”, “Eslabón por eslabón”, “Libro abierto”, “Mi casa nueva”, “Besos y copas” y “Tragos de amargo licor” fueron coreados y bailados por el público, en un ambiente totalmente festivo.

 

Con un traje estilo charro de terciopelo negro y acompañada de banda sinaloense, “La nueva incomparable” hizo gritar a los presentes, cantando junto a nuestra Rosa Mexicana éxitos como “Mi gusto es”, “Tu nuevo cariñito”, “Que me vas a dar si vuelvo”, “Leña de pirul”, “Puño de tierra” y “Triste recuerdo”, cerrando con broche de oro con “El sauce y la palma”.

 

Al cabo de tres horas y con una ovación de pie del público, Rosy Arango agradeció a sus fans por el apoyo incondicional y por el cariño que siempre le han mostrado, prometiendo regresar pronto a Texcoco.

 

La Nueva Embajadora de la Música Mexicana reafirmó, una vez más, por qué es considerada una de las máximas exponentes de nuestra música, con cuyo talento y pasión está dejando un legado que inspira a las nuevas generaciones. Para muestra, basta decir que anunció la organización de un festival que impulsará los nuevos valores de la música mexicana.

LUIS ARCARAZ

Nació en la Ciudad de México el 5 de diciembre de 1910 en los altos del Teatro Principal, propiedad de su familia. Luis Arcaraz heredó una notable tradición artística que se remonta al año de 1886, cuando su padre, don Luis Arcaraz y Chopitea – junto con su hermano Pedro – debutaron en la Ciudad de México con su compañía de zarzuelas y operetas en el Teatro Nacional (don Luis dirigiendo y Pedro, tenor, cantando). Lograron tal éxito que decidieron alquilar el Teatro Principal para después comprarlo y convertirlo en la empresa más importante de su época.

A partir de ese momento, el Teatro Principal fue conocido como “La catedral del género chico”. La época más fecunda y resonante de este salón de espectáculos fue la de las tandas. Don Luis compuso zarzuelas, operetas, canciones populares y, al retirarse, música sacra. El Teatro Principal logró su mayor apogeo bajo la dirección de la empresa Arcaraz Hermanos, que no escatimaba ningún esfuerzo para presentar al público lo mejor de lo mejor. Una de las revistas más famosas del Teatro Principal fue “La gatita blanca” con María Conesa.

El Teatro Principal continuó perteneciendo a la familia Arcaraz hasta 1931; ese año, un incendio terminó con su larga e ilustre historia

EL COMPOSITOR

Luis Arcaraz se inició artísticamente en 1931 en la ciudad de México, en una pequeña estación radiofónica llamada “XEG, por la cultura y por el arte”.

Siguiendo con la tradición familiar, un año más tarde, en 1932, Luis Arcaraz presentó su primera revista musical: “Bluff Mata Hari”, en el Teatro Iris. De allí siguió “Juguete de amor”, con Toña la Negra, Manuel Medel y Emilio Tuero, en el Teatro Politeama. Alternaba revistas con Agustín Lara y con Gonzalo Curiel, iniciándose así la famosa trilogía Lara – Arcaraz – Curiel, que marcó el principio de la época de oro de la canción romántica en México. A partir de entonces, a Luis se le conoció con el sobrenombre de “El benjamín de los compositores” por ser el menor de los tres.

Su primera canción fue Quiero, compuesta en 1932. Una de las primeras grabaciones de este tema fue interpretada por Luis G. Roldán. Luis Arcaraz compuso más de 120 canciones. Con cierta frecuencia se reunía con sus amigos a componer, por ejemplo: con José Antonio Zorrilla (Monís) le dio vida a Bonita; con Ernesto Cortázar El que pierde una mujer y Prisionero del mar, y con Mario Molina Montes, canciones como Sombra verde, Viajera, Superstición, Quinto patio y El dinero no es la vida, entre otras.

Hacia 1951, Luis Arcaraz es distinguido con el premio “Esparza Oteo” como creador de Quinto patio, la melodía más popular del año anterior. Ganó además tres discos de oro por Quinto patio, Viajera y Bonita, canciones que se situaron en los tres primeros lugares de popularidad simultáneamente durante varios meses.

Su canción más famosa en el plano internacional fue Prisionero del mar, pieza que fue grabada por 27 artistas y traducida a siete idiomas. Luis Arcaraz – al igual que Ross Morgan – la utilizó siempre como rúbrica de su orquesta. Esa composición fue el tema de la película “La liga de las canciones”, y para 1950, ya causaba furor en París.

A pesar de que las canciones de Luis Arcaraz se recuerdan mejor interpretadas por él mismo acompañado por su orquesta, éstas tuvieron también muchos intérpretes, como Emilio Tuero, Juan Arvizu, Pedro Vargas, Antonio Badú, Chucho Martínez Gil, Ramón Armengod, Fernando Fernández y Germán Valdez “Tin Tán”, por mencionar unos cuantos.

Grabó en total 32 discos de larga duración.

LUIS ARCARAZ Y SU ORQUESTA

Luis Arcaraz formó su primera orquesta entre 1934 y 1935. En 1938 la presenta oficialmente, y para 1941 estrena su primera gran banda. En 1939, después de largas temporadas en el “Tap Room” del hotel Reforma – el mejor lugar de baile de la ciudad de México en aquella época – Luis Arcaraz y su orquesta empezaron a viajar a los Estados Unidos.

La década de los cuarenta fue de gran actividad y popularidad para las orquestas en todo el mundo. Benny Goodman, Tommy Dorsey, Harry James y Glenn Miller encabezaban el panorama musical y sus discos eran tocados hasta la saciedad por la juventud del orbe. El sonido Miller, dominado por la sección de saxofones y por un clarinete alto, influyó de manera contundente sobre el estilo de las grandes bandas del planeta. Luis Arcaraz supo aprovechar esta textura del sonido Miller y logró incorporarlo a su orquesta, imprimiéndole además un muy personal estilo.

La orquesta de Arcaraz era imprescindible en los grandes bailes, tés danzantes, conciertos, matinées, graduaciones, etc. Sus arreglos y melodías fueron muy bien acogidos.

La gran orquesta de Luis Arcaraz era ya orquesta de solistas y contaba con músicos de la talla de Mario Patrón, Chucho Zarzoza, Tino Contreras, Leo Acosta, Héctor Hallal “El Árabe”, Juan García Esquivel, Chilo Morán, Chuck Anderson y muchos más, cada uno de ellos un verdadero virtuoso de su instrumento. Prueba de ello es que todos lograron el éxito en forma individual, gracias a su talento creativo.

La orquesta de Luis Arcaraz jamás perdió seguidores. En 1950, al cumplir sus primeros diez años de actividad, se le organizó un gran homenaje en el Jardín Cerveza Corona, en el que tocaron las diez mejores orquestas de México. En ese mismo año, por primera vez en la historia, una orquesta pisa el escenario de un teatro como espectáculo principal: la de Luis Arcaraz, actuando en el Teatro Margo (ahora Blanquita).

ÉXITO INTERNACIONAL

En 1947, la orquesta de Luis Arcaraz viajó con gran éxito a Venezuela, conquistando al público en Caracas, lo cual impulsó otro viaje a Centro y Sudamérica, en 1948. Los viajes continuaron hasta los años cincuenta, cuando Luis Arcaraz viajó a Cuba, donde constató que sus canciones eran tan populares como en México.

Los éxitos se prolongaron en sus giras por Venezuela, Panamá, Colombia y Cuba, llegando a cobrar un sueldo récord para su época: diez mil dólares semanales. La prensa de Buenos Aires no sólo lo cataloga como uno de los mejores compositores del mundo, sino que incluso lo declara más famoso en Argentina que en México.

La música y las canciones de Luis Arcaraz dieron la vuelta al mundo cosechando triunfos. Su orquesta fue la primera en salir de México, realizando su primera gira por Estados Unidos, en 1940, donde ya se escuchaban versiones en inglés de sus canciones; ya en 1933, 36 y 37 había visitado Estados Unidos como intérprete de sus propias composiciones. Vivió durante dos años en Los Ángeles, triunfando plenamente.

En 1951 participa en un programa radiofónico de la NBC, de costa a costa, allá en los Estados Unidos, interpretando Because of Rain. En 1955, el sonido de Luis Arcaraz alternó con otro gigante de las grandes bandas: Harry James. En el mismo año, un importante diario de Los Ángeles proclama a la orquesta de Luis Arcaraz como la mejor del año y es clasificado en cuarto lugar entre las diez mejores orquestas del mundo, por la revista especializada Billboard.

En 1956 rompió el récord de entradas en el Hollywood Palladium, uno de los mayores salones de baile de los Estados Unidos, convirtiéndose en la primera banda de origen latino en presentarse ahí. Su especial sonido, una singular mezcla entre las grandes bandas americanas y los ritmos latinos, mantenía al público constantemente en la pista de baile.

Durante este apogeo, Luis Arcaraz formó una orquesta especial, integrada por músicos norteamericanos. Grabó con ella en Nueva York varios álbumes, entre ellos Whispering, Latin Airs, Wonderful One y Dance Break. Este último fue de los primeros discos que un artista mexicano grabara en sistema estereofónico. La revista Billboard le concedió cuatro estrellas. Sus discos de esta época son la cumbre de su arte como director e intérprete.

Luis Arcaraz alternó con Dave Brubeck y Louis Armstrong en la Feria del Jazz de 1956, en Los Ángeles, y filmó la película “Cha Cha Cha Boom!”, con otras grandes figuras de la música latina, como Dámaso Pérez Prado.

LUIS ARCARAZ EN EL CINE

El cine mexicano también ha aprovechado los talentos y la fama de Luis Arcaraz. En aquella época, su música participó en más de veinte películas, entre las que se cuenta “Quinto Patio”, estelarizada por Emilio Tuero y la Chula Prieto, gran éxito de 1950; durante la temporada de exhibición se presentaban en vivo los actores con la orquesta de Luis Arcaraz en el cine Ópera. La cinta tuvo dos secuelas: “Retorno al quinto patio” y “El dinero no es la vida”. Luis Arcaraz no sólo participó en el cine como compositor e intérprete, sino que incluso llegó a actuar.

Después de su muerte se han seguido escuchando sus canciones en películas tanto nacionales como internacionales, tales como: “La viuda negra”, “La tarea”, “La paloma de Marsella”, “Por si no te vuelvo a ver”, “Seis días en la oscuridad”, “Frida” y “Me estás matando Susana”. Sorprendentemente, las canciones de Luis Arcaraz han servido de inspiración a jóvenes estudiantes de cine, quienes han realizado cortometrajes como “Sombra verde” y “Buena y mala”.

Luis Arcaraz falleció el 1º. de junio de 1963 en un accidente automovilístico en la carretera que va de Matehuala a San Luis Potosí, mientras se dirigía a cumplir con un contrato con su orquesta, dejando un recuerdo imborrable en la historia musical de México.

CANCIONES CON LETRA Y MÚSICA DE LUIS ARCARAZ

Alma de mi alma

Andaluza

Antifaz

Arcaraz Cha Cha Cha

Arco iris

As de corazones

Besos

Bohemios

Boquita encendida

Buena y mala

Callecita

Cancioncita

Canción de amor

Canción de nuestro amor

Capricho

Caramelo

Carnaval de la vida

Celofán

C’est tout

Como tú ninguna

Cosquillas

Criolla

Crucigrama

Dádiva

Darileen

Desconsuelo

Desilusión

Distancia

Ella pudo ser

El soldador

Empieza

Engaño

Ensoñación

Entonces

Envidia

Esmalte

Espuma

Flamenca

Fotingo

Fruta verde

Guapa (La guapa)

Guárdame en ti

Hamaca

Has de pagarlo

Humo

Juguete de amor

Laberinto

La primera vez

Leyenda

Llora

Luna de Monterrey

Madrigal

Melodía de la luna

Mentira

Mi novela

Momento

Muchacha Cha

Muñecos

Muy tarde

Nancy

No dejes de quererme

No faltaba más

Ojos

Olvida

Oración

Para qué

Para ti

Parece que fue ayer

Pasó de moda

Perdone señora

Pinturas

Preso en ti

Qué pronto pasó

Quién…

Quiero

Quisiera ser la luna

Regiomontana

Regreso

Rimel

Rosa de marfil

Rubo

Rumba nueva

Se fue

Señorita primavera

Si te alejas

Si tú me preguntaras

Sombras

Sonajita maraquera

Soñaba

Sortilegio

Souvenir

Swing cristal

Te dejé queriéndote

Telaraña

Tumba y dale

Única

Vagabundo

Vuelve

CANCIONES CON MÚSICA DE LUIS ARCARAZ

Con letra de Ernesto Cortázar:

Acapulco

Agüita de coco

Despecho

Dos y dos son cuatro

El que pierde una mujer

La negra constancia

Nadie nadie

Por un sándwich

Prisionero del mar

Ruleta

Un momento

 

Con letra de Mario Molina Montes:

De hoy en adelante

Dulce

El dinero no es la vida

Gota por gota

Jamás te dejaré

Muchas gracias mi amor

Muñequita de Esquire

Nadie mas que tú

Por ella

Quinto patio

Sombra verde

Superstición

Te lo diré con música

Viajera

 

Con letra de José Antonio Zorrilla “Monís”:

Bonita

Te niego el adiós

PELÍCULAS CON CANCIONES DE LUIS ARCARAZ

Navidad Mexicana y Sus Posadas

Rosy Arango rescata tradiciones navideñas de nuestro México.


La noche del 13 de diciembre, Rosy Arango, convirtió al Lunario del Auditorio Nacional en el escenario de una tradicional posada mexicana, lleno de farolitos, serpentinas metálicas y una piñata enorme de 7 picos.

Minutos antes de las 21 horas, los asistentes comenzaron a llegar dándoles la bienvenida con un ponche calientito, preparado por Marthita, cortesía de La Reina Oaxaca. Además se repartieron los aguinaldos que contenían silbatos, canastitas con algunos dulces y un cancionero.

Una vez ubicados en sus lugares, algunos pudieron encontrar una maraca o una pulsera de cascabeles para alimentar el jolgorio. Se anunció la tercera llamada y Rosy, acompañada por los personajes de pastorela del Ballet Folklórico el Huizache de la Ciudad de México, apareció por una de las entradas laterales con un nacimiento en brazos, y cantando la letanía para pedir posada.

El público respondó entusiasmado y así, nuestra Rosa Mexicana inició un recorrido por los tradicionales villancicos mexicanos representativos de varias regiones de nuestro país: “Canto de Pastorela”, “Zagales Pastores”, “El Niño Dios”, “La Rama”, “Somos Inditaralas”, “México Ángel y Pastor” y “Despedimento a José”.

Para acompañarla en coro, Los Miranda, un cuarteto de jóvenes talentosos deleitaron a todos los presentes, mientras que el ensamble integrado por Adrián Carrillo (guitara), Martín Urquidi (percusión), Juan Duarte (arpa, flauta), David y Manuel Ortiz (guitarron), la acompañaron toda la noche.

A la mitad del espectáculo, la temperatura del concierto aumentó, ya que Rosy interpretó una canción dedicada a los 7 pecados capitales, así “Los Agachados” para la gula, “Puñalada Trapera” para la ira, “Lástima que seas ajena” para la envidia, “Cama de piedra” para la pereza, “No tengo dinero” para la avaricia, “Que me lleve el diablo” para la soberbia y “Amarga Navidad”, le pusieron el sabor a la noche.

No pudieron faltar “Mi amigo Nacho” del maestro Chava Flores y la “Amarga Navidad” de José Alfredo Jiménez, seguidas de “Chilpayatito Dios” de Carlos Eguía González.

Para cerrar con broche de oro ¡Dale, dale, dale! la enorme piñata se abrió para que los dulces cayeran y el público pudiera tomarlos como cuando eran niños y celebrábamos posadas tradicionales como hoy en día ya no se usa.

El público respondió de una manera efusiva y al finalizar se acercaron a tomarse fotos con Rosy quien siempre estuvo dispuesta.

Así fue como se vivió este rescate musical que el maestro Oscar Chávez hiciera nos heredó para seguir disfrutando de nuestra música y tradiciones.

La Sandunga

Colectivo Vivir Hasta Despedirnos

¡Ay, Sandunga! ¡Sandunga, mamá por Dios!

Sandunga no seas ingrata, mamá de mi corazón.

La Sandunga es una canción tradicional mexicana, originaria de la región del Istmo de Tehuantepec, una de las ocho regiones que forman el estado de Oaxaca.

Sin duda, se ha convertido en un tema representativo de México que inspira nostalgia y orgullo por sus raíces. Ha sido cantada y ejecutada por muchos intérpretes y bandas típicas, alrededor del mundo, llevando sentimiento y amor a través del tiempo y la distancia.

En esta ocasión, mi interpretación, estuvo vestida por una producción cuidadosa a cargo del Colectivo Vivir Hasta Despedirnos, integrado por un grupo de jóvenes oaxaqueños que conjuntan sus talentos para enaltecer su cultura en trabajo colaborativo.

Tanto en el video como en la sesión fotográfica, se retomaron elementos de las tradiciones del Día de Muertos en México, las cuales, desde su origen prehispánico, rinden homenaje a la muerte a través de ofrendas llenas de simbolismo y de amor por los que ya no están. Para nosotros, los mexicanos es una fecha importante que celebramos con sabores, aromas, colores, y por supuesto, con música.

Esperamos que este trabajo sea del agrado de todos.

 

CRÉDITOS

Colectivo Vivir Hasta

Despedirnos

Daniel González

Dirección y Producción General

Sebastián Ramos Vicente

Video, Producción y Dirección

Rosy Arango

Participación estelar

Melanie Flores

Modelo

Carlos Villalobos

Fotografía

Karina López

Vestuario

Oroarte De Oaxaca

Joyería

Florería Natura

Flores y utilería

Daniel González Noel Suastegui

Tocados

Noel Suastegui

Asistencia

DAC UABJO

Locación

Mezcal Revelador

Whiskey Oaxaqueño Origen 35

Canción La Sandunga, por Rosy Arango

Calaveritas Literarias 2023

Gracias a quienes participaron y enviaron sus calaveritas literarias, todas son muy bellas. Recuerden que es muy importante conservar nuestras tradiciones. Nos vemos el próximo año.

A mí Rosy la parka la estaba escuchando,

con tanta atención que se le estaba olvidando que a Carlos se quería llevar,

cuál fue su sorpresa que con esa canción,

cambio su decisión a Aranza la corretió, y nada menos que se cayó,

pronto la jaló pero Caballero la rescató, a todos juntos se los llevó.

Pues su canción la impactó y al cielo se los llevó.

 Con Cariño Rosy, Mary Ambriz.

 

Anoche te vi pasear por el camposanto

Ibas toda de blanco

Y no pude contener el llanto

Cuando recordé que antes de morir no me dejaste,

la contraseña del banco.

Anoche te vi tomando mezcalitos,

Y pensar que conmigo no tomabas alcohol,

Tuve que morirme y al rayo del sol,

Para darme cuenta del tamaño de mis cuernitos.

Se acerca el día de los muertos

y me daré una vuelta por el cementerio,

para poner unos lindos cercos,

No sea cosa que mi suegra eso de morirse,

no se lo haya tomado en serio.

Rubén Darío Callejas, Argentina.

 

Estaba la Parca Sentada, sentadita ella esperaba,

mientras Rosy Arango con su voz un concierto ella nos daba.

Al terminar el concierto le dijo a la Rosa Mexicana,

aquí estaba sentada esperando tu llamada.

¿Rosy que tiene tu voz que a todo el público encanta?

Canta unas de José Alfredo, que te salen con toda el alma.

Así la Parca se regresó sin lograr su cometido.

Y la Rosa Mexicana sigue cantando a su público querido.

Horacio Castro Sánchez.

 

La muerte busca un rebozo

una rosa y un bel canto

algo alegre y guapachoso

pa’ olvidar el camposanto

Del mariachi es la monarca

y la busca presurosa

y no parará la parca

hasta encontrar esa rosa

A Noche, Boleros y Son

va la pálida enlutada

y va diciendo en su canción

-la vida no vale nada

No la encuentra más se aferra

y toma otro camino

Los Colores de mi Tierra

es ahora su destino

-La suerte conmigo no anda

dice la flaca al llegar

-Al “Pelao” y Los Miranda

solo me pude llevar

-Es su ángel y carisma

que me llena de alborozo

ya no quiero ser la misma

la del llanto y el sollozo

-Con Rosita solo quiero

cantar a Lara y Alfredo

a Juanga, Fuentes y Monge

a Guízar y Manzanero

Con la alegría del mariachi

quiero tenerla muy cerca

con mezcal y con “tepachi”

decirle que soy muy terca

Conmigo tiene que irse

o que haga lo que más quiero

que nunca deje morirse

ni el bolero ni el ranchero

En A Ritmo de Bohemia

Fue a buscarla con esmero

y diciendo que era abstemia

cargó con un Caballero

Cuevas, Aranza y Roca

alejarse la miraron

Gerardo dijo ¡que poca!

hasta el nombre me cambiaron

Dr. Alejandro Sotomayor Gallardo


Se escuchó un lamento extraño

al final del callejón, camine pa’ ver quién era con espanto y precaución.

Imaginé a una persona que se encontraba en peligro por alguna situación.

¡Santa Virgen de Guadalupe patrona de los mexicanos!

Cuando me iba acercando al lugar casi me muero de espanto.

Una mujer de negro vestido era la que gritaba,

y con su pesar invadía a todo aquel que la escuchaba.

¡Por mi madre Santa! Pensé que era la llorona,

ya que por estas calles decían,

que era por donde pasaba.

Cuál fue mi sorpresa cuando le pregunté si ¿necesitaba ayuda?

Y cuando ella alzó la cara ¡ay Dios mío! Era la misma huesuda.

“Yo no necesito tu ayuda ¿tú que me puedes ofrecer?

Al contrario déjame sola y vete a hacer otro menester”.

“No es justa la tarea que él creador

me ha asignado, yo, que tanto quiero

lo que a ustedes les ha dado”.

“Por ustedes claro está que me la vivo lamentando,

por no tener la vida que,

yo siempre he anhelado”.

“Mi labor es injusta y a mi todos me maldicen,

me llaman “cabrona por llevarme a sus seres queridos”

y muchas más cosas me dicen”.

“Es por eso que estoy llorando

porque ya estoy agotada,

desde el principio de los tiempos

es que yo fui la encomendada”.

“Y es qué hay solo una cosa que me puede liberar

y es que alguien acepté de una vez por todas tomar este lugar,

pero desde que se creó el mundo

nadie me quiso remplazar”.

“Yo quiero vivir, quiero abrir los ojos

por las mañanas, alimentar mi

cuerpo mortal, respirar y también la opción de descansar”.

Ella se levantó y siguió su camino,

Yo la vi alejarse con gran pesar en su andar

y no me juzguen tampoco por no ofrecerme a tomar su lugar.

Desde ese día aprendí a valorar mi vida

a cuidar mi cuerpo, en pocas palabras me aprendí a querer.

Porque hay seres en el campo santo que vida es lo que anhelan tener.

Jesús Archundia

 

De noche venía la parca por Rosy Arango,

pero cuando la oyó cantar dijo: ¡Mejor me voy y aquí la dejo,

si no me arrancan hueso por hueso!

Susana Madrid

 

Estaba la pelona allí toda alegre, jacarandosa, pero como es muy vanidosa se estaba arreglando toda coqueta para la ocasión, ya que iría de visita con los terrenales escuchando La Guapachosa de Roxana Río, diciendo “¡Qué manjares exquisitos iré a degustar, un chocolate oaxaqueño, tlayuda, panchito de tema, mole negro, manchamanteles, camote en dulce, calabaza en racha, pan de muerto con anís, de solo pensar ya hasta me indigesté, pero amo ir allá con esos mortales que ponen música de Juan Gabriel, Vicente Fernández, Chava Flores, Cuco Sánchez, Armando Manzanero, aunque los tengo aquí conmigo escuchándolos cantar Por tu maldito amor, El principio, Adoro, La Chilindrina, pero es tan bello ver flores, mucha luz con veladoras, mas aparte la tragazón puritita fiesta espero nunca me olviden.

Laura Romero

 

Estaba la Parca Sentada, sentadita ella esperaba,

mientras Rosy Arango con su voz un concierto ella nos daba.

Al terminar el concierto le dijo a la Rosa Mexicana,

aquí estaba sentada esperando tu llamada.

¿Rosy que tiene tu voz que a todo el público encanta?

Canta unas de José Alfredo, que te salen con toda el alma.

Así la Parca se regresó sin lograr su cometido.

Y la Rosa Mexicana sigue cantando a su público querido.

Horacio Castro Sánchez

 

En una tarde muy nublada estaba Rosy sentada,

cuando llegó la huesuda y le dijo: “hola solo vengo de pasada”,

pensaba en una linda rosa y vine por ti de volada,

no me importa si ya no le haces a la cantada,

esta noche el público se queda sin velada.

Al panteón te llevaré con tu hermoso vestido,

haber si tu Juan no te écha al olvido,

pero llegó tu hora y no te salvará ni cupido,

pues el cielo está en busca de un concierto colorido,

triste se quedó la gente sin su Rosa Mexicana,

pues ya no tienen quien suba fotos de la linda mañana,

todo a través de su bella ventana,

ni modo Rosy hubieras sido una bella anciana.

Con cariño Anaid Sayuri Espadin Silva

En memoria de grandes cantantes

 

En el panteón se oye un gran festín

Pues entre Alfredo y Agustín

Los muertos lloran y cantan

Mientras los vivos se espantan.

A lo lejos se oye un grito ranchero

Muy mexicano, por cierto

Les juro que no miento

Tal vez sea un cancionero.

Entre las tumbas se enaltecen

Los cantantes que no desaparecen

Sus canciones viven en nuestros corazones

Pues curan nuestros dolores.

Rosy se une al palomazo

Y todos le brindaron un aplauso

Una gran canción la acompañará

Y boca abiertos nos dejará.

Rosy del panteón se tuvo que alejar

Y sobre su hombro su rebozo portar

Para los colores de mi tierra grabar

Y a todos con su canto deleitar.

Araceli Ilescas Ramírez

 

Nacida en la ciudad de Hermosillo

Cantando con gran pasión

Acompañada por Adrián Carrillo

Deleitando nuestro corazón

Así te encontró la calaca

Vestida de mil colores

Aplaudiendo desde una butaca

Los éxitos de grandes compositores

A Fuentes, Lara y Manzanero

La Calaca ya se ha llevado

Y en el más allá transmite su cancionero

El cuál, Rosy en México ha inmortalizado

Ya se va la calaca contenta

Muy cerca de la mañana

pero el próximo año vendrá de vuelta

Por la Reina, nuestra gran Rosa Mexicana

José Yáñez Hidalgo