Mia

Mía.

Me gustas, tristeza, porque no me tienes miedo, porque me miras a los ojos y los vuelves de cristal.  

Me gustas porque me llenas, me acompañas, me rompes, me desgarras, me arrullas y no te vas.

Me gustas tristeza porque eres calma, porque cuando los demás se van, tú bailas.

Me gusta tu melancolia, tu dolor, tu fragilidad, tu sonrisa.

Me gustan tus ojos que nunca se secan, me gustan tus brillos, me gusta que te me cueles entre las manos y en los recuerdos.

Me gustas tristeza porque eres fría, porque dices la verdad.

Me gustas tristeza, porque eres mía.

Comentarios

Posted in

2 Comments

Comments are closed.