LUIS ARCARAZ

Nació en la Ciudad de México el 5 de diciembre de 1910 en los altos del Teatro Principal, propiedad de su familia. Luis Arcaraz heredó una notable tradición artística que se remonta al año de 1886, cuando su padre, don Luis Arcaraz y Chopitea – junto con su hermano Pedro – debutaron en la Ciudad de México con su compañía de zarzuelas y operetas en el Teatro Nacional (don Luis dirigiendo y Pedro, tenor, cantando). Lograron tal éxito que decidieron alquilar el Teatro Principal para después comprarlo y convertirlo en la empresa más importante de su época.

A partir de ese momento, el Teatro Principal fue conocido como “La catedral del género chico”. La época más fecunda y resonante de este salón de espectáculos fue la de las tandas. Don Luis compuso zarzuelas, operetas, canciones populares y, al retirarse, música sacra. El Teatro Principal logró su mayor apogeo bajo la dirección de la empresa Arcaraz Hermanos, que no escatimaba ningún esfuerzo para presentar al público lo mejor de lo mejor. Una de las revistas más famosas del Teatro Principal fue “La gatita blanca” con María Conesa.

El Teatro Principal continuó perteneciendo a la familia Arcaraz hasta 1931; ese año, un incendio terminó con su larga e ilustre historia

EL COMPOSITOR

Luis Arcaraz se inició artísticamente en 1931 en la ciudad de México, en una pequeña estación radiofónica llamada “XEG, por la cultura y por el arte”.

Siguiendo con la tradición familiar, un año más tarde, en 1932, Luis Arcaraz presentó su primera revista musical: “Bluff Mata Hari”, en el Teatro Iris. De allí siguió “Juguete de amor”, con Toña la Negra, Manuel Medel y Emilio Tuero, en el Teatro Politeama. Alternaba revistas con Agustín Lara y con Gonzalo Curiel, iniciándose así la famosa trilogía Lara – Arcaraz – Curiel, que marcó el principio de la época de oro de la canción romántica en México. A partir de entonces, a Luis se le conoció con el sobrenombre de “El benjamín de los compositores” por ser el menor de los tres.

Su primera canción fue Quiero, compuesta en 1932. Una de las primeras grabaciones de este tema fue interpretada por Luis G. Roldán. Luis Arcaraz compuso más de 120 canciones. Con cierta frecuencia se reunía con sus amigos a componer, por ejemplo: con José Antonio Zorrilla (Monís) le dio vida a Bonita; con Ernesto Cortázar El que pierde una mujer y Prisionero del mar, y con Mario Molina Montes, canciones como Sombra verde, Viajera, Superstición, Quinto patio y El dinero no es la vida, entre otras.

Hacia 1951, Luis Arcaraz es distinguido con el premio “Esparza Oteo” como creador de Quinto patio, la melodía más popular del año anterior. Ganó además tres discos de oro por Quinto patio, Viajera y Bonita, canciones que se situaron en los tres primeros lugares de popularidad simultáneamente durante varios meses.

Su canción más famosa en el plano internacional fue Prisionero del mar, pieza que fue grabada por 27 artistas y traducida a siete idiomas. Luis Arcaraz – al igual que Ross Morgan – la utilizó siempre como rúbrica de su orquesta. Esa composición fue el tema de la película “La liga de las canciones”, y para 1950, ya causaba furor en París.

A pesar de que las canciones de Luis Arcaraz se recuerdan mejor interpretadas por él mismo acompañado por su orquesta, éstas tuvieron también muchos intérpretes, como Emilio Tuero, Juan Arvizu, Pedro Vargas, Antonio Badú, Chucho Martínez Gil, Ramón Armengod, Fernando Fernández y Germán Valdez “Tin Tán”, por mencionar unos cuantos.

Grabó en total 32 discos de larga duración.

LUIS ARCARAZ Y SU ORQUESTA

Luis Arcaraz formó su primera orquesta entre 1934 y 1935. En 1938 la presenta oficialmente, y para 1941 estrena su primera gran banda. En 1939, después de largas temporadas en el “Tap Room” del hotel Reforma – el mejor lugar de baile de la ciudad de México en aquella época – Luis Arcaraz y su orquesta empezaron a viajar a los Estados Unidos.

La década de los cuarenta fue de gran actividad y popularidad para las orquestas en todo el mundo. Benny Goodman, Tommy Dorsey, Harry James y Glenn Miller encabezaban el panorama musical y sus discos eran tocados hasta la saciedad por la juventud del orbe. El sonido Miller, dominado por la sección de saxofones y por un clarinete alto, influyó de manera contundente sobre el estilo de las grandes bandas del planeta. Luis Arcaraz supo aprovechar esta textura del sonido Miller y logró incorporarlo a su orquesta, imprimiéndole además un muy personal estilo.

La orquesta de Arcaraz era imprescindible en los grandes bailes, tés danzantes, conciertos, matinées, graduaciones, etc. Sus arreglos y melodías fueron muy bien acogidos.

La gran orquesta de Luis Arcaraz era ya orquesta de solistas y contaba con músicos de la talla de Mario Patrón, Chucho Zarzoza, Tino Contreras, Leo Acosta, Héctor Hallal “El Árabe”, Juan García Esquivel, Chilo Morán, Chuck Anderson y muchos más, cada uno de ellos un verdadero virtuoso de su instrumento. Prueba de ello es que todos lograron el éxito en forma individual, gracias a su talento creativo.

La orquesta de Luis Arcaraz jamás perdió seguidores. En 1950, al cumplir sus primeros diez años de actividad, se le organizó un gran homenaje en el Jardín Cerveza Corona, en el que tocaron las diez mejores orquestas de México. En ese mismo año, por primera vez en la historia, una orquesta pisa el escenario de un teatro como espectáculo principal: la de Luis Arcaraz, actuando en el Teatro Margo (ahora Blanquita).

ÉXITO INTERNACIONAL

En 1947, la orquesta de Luis Arcaraz viajó con gran éxito a Venezuela, conquistando al público en Caracas, lo cual impulsó otro viaje a Centro y Sudamérica, en 1948. Los viajes continuaron hasta los años cincuenta, cuando Luis Arcaraz viajó a Cuba, donde constató que sus canciones eran tan populares como en México.

Los éxitos se prolongaron en sus giras por Venezuela, Panamá, Colombia y Cuba, llegando a cobrar un sueldo récord para su época: diez mil dólares semanales. La prensa de Buenos Aires no sólo lo cataloga como uno de los mejores compositores del mundo, sino que incluso lo declara más famoso en Argentina que en México.

La música y las canciones de Luis Arcaraz dieron la vuelta al mundo cosechando triunfos. Su orquesta fue la primera en salir de México, realizando su primera gira por Estados Unidos, en 1940, donde ya se escuchaban versiones en inglés de sus canciones; ya en 1933, 36 y 37 había visitado Estados Unidos como intérprete de sus propias composiciones. Vivió durante dos años en Los Ángeles, triunfando plenamente.

En 1951 participa en un programa radiofónico de la NBC, de costa a costa, allá en los Estados Unidos, interpretando Because of Rain. En 1955, el sonido de Luis Arcaraz alternó con otro gigante de las grandes bandas: Harry James. En el mismo año, un importante diario de Los Ángeles proclama a la orquesta de Luis Arcaraz como la mejor del año y es clasificado en cuarto lugar entre las diez mejores orquestas del mundo, por la revista especializada Billboard.

En 1956 rompió el récord de entradas en el Hollywood Palladium, uno de los mayores salones de baile de los Estados Unidos, convirtiéndose en la primera banda de origen latino en presentarse ahí. Su especial sonido, una singular mezcla entre las grandes bandas americanas y los ritmos latinos, mantenía al público constantemente en la pista de baile.

Durante este apogeo, Luis Arcaraz formó una orquesta especial, integrada por músicos norteamericanos. Grabó con ella en Nueva York varios álbumes, entre ellos Whispering, Latin Airs, Wonderful One y Dance Break. Este último fue de los primeros discos que un artista mexicano grabara en sistema estereofónico. La revista Billboard le concedió cuatro estrellas. Sus discos de esta época son la cumbre de su arte como director e intérprete.

Luis Arcaraz alternó con Dave Brubeck y Louis Armstrong en la Feria del Jazz de 1956, en Los Ángeles, y filmó la película “Cha Cha Cha Boom!”, con otras grandes figuras de la música latina, como Dámaso Pérez Prado.

LUIS ARCARAZ EN EL CINE

El cine mexicano también ha aprovechado los talentos y la fama de Luis Arcaraz. En aquella época, su música participó en más de veinte películas, entre las que se cuenta “Quinto Patio”, estelarizada por Emilio Tuero y la Chula Prieto, gran éxito de 1950; durante la temporada de exhibición se presentaban en vivo los actores con la orquesta de Luis Arcaraz en el cine Ópera. La cinta tuvo dos secuelas: “Retorno al quinto patio” y “El dinero no es la vida”. Luis Arcaraz no sólo participó en el cine como compositor e intérprete, sino que incluso llegó a actuar.

Después de su muerte se han seguido escuchando sus canciones en películas tanto nacionales como internacionales, tales como: “La viuda negra”, “La tarea”, “La paloma de Marsella”, “Por si no te vuelvo a ver”, “Seis días en la oscuridad”, “Frida” y “Me estás matando Susana”. Sorprendentemente, las canciones de Luis Arcaraz han servido de inspiración a jóvenes estudiantes de cine, quienes han realizado cortometrajes como “Sombra verde” y “Buena y mala”.

Luis Arcaraz falleció el 1º. de junio de 1963 en un accidente automovilístico en la carretera que va de Matehuala a San Luis Potosí, mientras se dirigía a cumplir con un contrato con su orquesta, dejando un recuerdo imborrable en la historia musical de México.

CANCIONES CON LETRA Y MÚSICA DE LUIS ARCARAZ

Alma de mi alma

Andaluza

Antifaz

Arcaraz Cha Cha Cha

Arco iris

As de corazones

Besos

Bohemios

Boquita encendida

Buena y mala

Callecita

Cancioncita

Canción de amor

Canción de nuestro amor

Capricho

Caramelo

Carnaval de la vida

Celofán

C’est tout

Como tú ninguna

Cosquillas

Criolla

Crucigrama

Dádiva

Darileen

Desconsuelo

Desilusión

Distancia

Ella pudo ser

El soldador

Empieza

Engaño

Ensoñación

Entonces

Envidia

Esmalte

Espuma

Flamenca

Fotingo

Fruta verde

Guapa (La guapa)

Guárdame en ti

Hamaca

Has de pagarlo

Humo

Juguete de amor

Laberinto

La primera vez

Leyenda

Llora

Luna de Monterrey

Madrigal

Melodía de la luna

Mentira

Mi novela

Momento

Muchacha Cha

Muñecos

Muy tarde

Nancy

No dejes de quererme

No faltaba más

Ojos

Olvida

Oración

Para qué

Para ti

Parece que fue ayer

Pasó de moda

Perdone señora

Pinturas

Preso en ti

Qué pronto pasó

Quién…

Quiero

Quisiera ser la luna

Regiomontana

Regreso

Rimel

Rosa de marfil

Rubo

Rumba nueva

Se fue

Señorita primavera

Si te alejas

Si tú me preguntaras

Sombras

Sonajita maraquera

Soñaba

Sortilegio

Souvenir

Swing cristal

Te dejé queriéndote

Telaraña

Tumba y dale

Única

Vagabundo

Vuelve

CANCIONES CON MÚSICA DE LUIS ARCARAZ

Con letra de Ernesto Cortázar:

Acapulco

Agüita de coco

Despecho

Dos y dos son cuatro

El que pierde una mujer

La negra constancia

Nadie nadie

Por un sándwich

Prisionero del mar

Ruleta

Un momento

 

Con letra de Mario Molina Montes:

De hoy en adelante

Dulce

El dinero no es la vida

Gota por gota

Jamás te dejaré

Muchas gracias mi amor

Muñequita de Esquire

Nadie mas que tú

Por ella

Quinto patio

Sombra verde

Superstición

Te lo diré con música

Viajera

 

Con letra de José Antonio Zorrilla “Monís”:

Bonita

Te niego el adiós

PELÍCULAS CON CANCIONES DE LUIS ARCARAZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.