Lola “La Grande”, su presencia en el cine mexicano.

Introducción

La época de oro del cine mexicano en cierta forma también lo fue para la música, muchos cantantes incursionaron en el cine y se convirtieron en actores, lo cual catapultó aún más sus carreras, uno de estos casos fue el de nuestra entrañable Lola Beltrán, mejor recordada como Lola “La Grande”.

Un poco de biografía

María Lucila Beltrán Ruiz, mejor conocida como Lola Beltrán, nació el 7 de marzo de 1932 en Rosario, Sinaloa. Desde muy joven mostró un gran interés por el canto y participó en algunos concursos musicales junto con su primo Marías Beltrán. En un viaje que realizó a la ciudad de México hizo un intento en la estación de radio XEW, pero solamente logró conseguir un empleo como secretaria, pues en realidad ella había estudiado comercio.

Un día tuvo la oportunidad de cantar en el programa Así es mi tierra, a partir de ese momento fue bautizada como Lola Beltrán y su carrera fue en ascenso, pues su magnífica voz pronto la situó como una de las preferidas del público mexicano y al poco tiempo le dio la fama internacional.

La primera disquera con la que tuvo un contrato fue Peerless y allí grabó prácticamente todos sus éxitos. Posteriormente firmaría con RCA y finalmente con GAS.

Estuvo casada con el matador Alfredo Leal Kuri y tuvieron una hija llamada María Elena Elal Beltrán. Lola falleció el 24 de marzo de 1996, tenía pocos días de haber cumplido 64 años. Sus restos reposan en su natal Rosario.

Filmografía

La voz inigualable de Lola pronto hizo que saltara de la radio a la pantalla grande, participando en casi 40 películas y alternando con grandes figuras de la época como Tintan, Antonio Aguilar, Emilio “El Indio” Fernández, María Félix, María Victoria, Demetrio González, José Alfredo Jiménez, Clavillazo, Pedro Vargas, Miguel Aceves Mejía, Rosita Quintana y David Silva, por mencionar sólo algunos.

Su carrera cinematográfica comenzó en los años cincuenta, en esta década encontramos: Espaldas mojadas de 1953, El tesoro de la muerte del mismo año; En 1954 están: Los líos de Barba Azul, Al diablo las mujeres, Pueblo quieto y De carne somos. En 1955 filmó cinco películas las cuales son: Soy un gallo con resortes, Una movida chueca, Con quién andan nuestras hijas, Música en la noche y Camino de Guanajuato. En 1956 sólo filmó Pensión de artistas, pero al año siguiente nuevamente tuvo mucha actividad, pues participó en las cintas: Rogaciano el huapanguero, Donde las dan las toman, Guitarras de medianoche, Sucedió en México, México lindo y querido. En 1959 filmó: Qué bonito amor, La joven mancornadora, Besitos a papá.

Con los cambios de la época y el auge del rock and roll, las películas con canciones vernáculas disminuyeron, por lo que en la década de los sesenta fueron menos las películas que grabó, siendo tan sólo catorce: ¿Dónde estás corazón?, El camino de la horca, La bandida, Así es México, Caballito, El revólver sangriento, Canción del alma, El hombre de papel, México de mi corazón, Los hermanos muerte, Cucurrucú paloma, Tirando a gol, Matar es fácil y Valentin de la sierra.

Ya en la década de los setenta el número se redujo a tres películas solamente: Furias bajo el cielo, Padre nuestro que estás en la Tierra y Las fuerzas vivas.

Posted in