Tin Tan y su carnal Marcelo.

Marcelo: “ya no volveré a ser un millonario aburrido. Yo debutaré contigo”.

Tin Tan: “Suave. Así seremos Tin Tan y su carnal Marcelo”.

“El hijo desobediente” (1945).

Introducción

Tin Tan es el cómico más emblemático de nuestro país, pero lo cierto es que Marcelo Chávez, su carnal, fue una pieza clave en su desarrollo dentro de la comedia. Ambos lograron tener mucho éxito y consolidaron una de las amistades más entrañables.

De nuestro querido Pachuco de Oro ya estuvimos hablando toda la semana, si quieres ver las publicaciones, te invito a que visites nuestra página de Facebook. A continuación, haré una breve reseña biográfica sobre el entrañable carnal: Marcelo, para después hablar sobre el encuentro de dos grandes.

Marcelo Chávez

Marcelo Chavéz Herrera, nació un 13 de marzo de 1911 en Tampico Alto, estado de Veracruz. Desde que era muy pequeño mostró un gran interés por la música, por lo que aprendió a tocar la guitarra; la comedia fue otro de sus intereses. Marcelo tenía un talento indiscutible, el cual logró explotar al máximo cuando acepto ser el patiño de Germán Valdés, a quien conoció en Ciudad Juárez, Chihuahua.

El encuentro con Germán marcaría una pauta importantísima en la carrera de ambos, ya que lograron hacer una de las mejores mancuernas del cine mexicano. Su espectáculo de música y comedia eran muy buenos, lo que los llevó al cine. Marcelo ya había participado en una cinta anteriormente, debutó en la película “La maravilla del torero en 1942.

Desafortunadamente, Marcelo Chávez, falleció el 14 de febrero de 1970, tenía 58 años, este fue un golpe muy duro para Tin Tan.

El encuentro de Tin Tan y su carnal Marcelo.

En sus inicios, Germán Valdés tenía un espectáculo radiofónico en la XEJ en Ciudad Juárez, en esos momentos se hacía llamar el Pachuco Topillo Tapas. Paco Miller, un empresario y ventrílocuo ecuatoriano, contrato a Topillo para que fuera parte de su caravana, cambiándole el nombre a Tin Tan, cosa que no fue de su agrado al inicio. Así, Germán pasó de presentarse en radio, a tener un espectáculo en vivo. El cambio de escenario no le favoreció, ya que recibía muy pocos aplausos del público, por lo que Miller decide incorporarlo al ballet de la compañía, permitiendo que terminara la gira.

Marcelo, era el coreógrafo y agente artístico de la compañía en ese momento. Un día por azares del destino, Tin Tan y él se pusieron a ensayar, Marcelo demostró su gran destreza al tocar la guitarra y contando chistes. Ese día se presentaron y le gustó mucho la mancuerna a Paco Miller, por lo que le encomendó a Marcelo que fungiera como patiño de Tin Tan en lo que restaba de la gira.

Hacia finales de 1943, ya se anunciaba el nombre de Tin Tan como parte de un gran elenco que se presentaba en el teatro Esperanza Iris, pues la química que tenía con Marcelo era perfecta, se dice que nunca repetían un sketch.

Desde las primeras películas de Tin Tan, este mostró un gran compañerismo hacia Marcelo, pues, aunque no en todas tuvieran un gran papel, Tin Tan siempre lo tenía presente. Entre algunas de las películas en las que trabajaron juntos, podemos resaltar:

– El hijo desobediente, 1945

– Con la música por dentro, 1946

– Músico, poeta y loco, 1948

– El Rey del Barrio, 1949

– ¡Ay amor, cómo me has puesto!, 1950

– El Revoltoso, 1951

– El Ceniciento, 1951

– Lo que le pasó a Sansón, 1955

Lo cierto es que ambos eran talentosos, quizás no se necesitaban el uno al otro, pero juntos eran, fueron y serán la mejor pareja cómica de nuestro cine.

Fuentes de consulta:

Niquet Villatoro, José, “Tin Tan y su trompabulario”, México, UNAM, 2008.

Velázquez Colín, María del Rayo, “La Tintaresca: ¿Tin Tan, un pícaro del siglo XX?”, México, UNAM, 2010.

Valdés Julián, Rosalía, “La historia inédita de Tintan”, México, Planeta, 2003.

Comentarios