Las flores son amores …

Me declaro una hippie come flores ! Si chicas y Si no saben qué decir ¡díganlo con flores! Y mejor aún si es con flores comestibles. ¿Qué es más romántico que un ramo de flores de calabaza? Jajaja Con ellas conquistarás a cualquiera: primero por la galanería y después por el estómago.

Las flores comestibles están cada vez más presentes en nuestra mesa. Y esto no es novedoso en un país con tan larga tradición de cocina con flores. De hecho, las flores comestibles se han utilizado durante siglos en diversas cocinas y en la cocina mexicana y ahora fitness también 😉

El listado de flores comestibles es extenso y variado, con nuevas adiciones regionales. Pero hay que tener algo muy presente en todos los casos: las flores comestibles deben ser orgánicas; es decir, no deben haber sido fumigadas con agroquímicos o plaguicidas, ni encontrarse cerca de un área que haya sido químicamente tratada en los últimos 12 meses.

Siempre les hablo de vivir en equilibrio y en armonía así que llenemos de flores y amor nuestros platos !

Aquí te dejo cinco flores que puedes admirar y degustar.

Las rosas

Las rosas son sin duda una de las flores más versátiles en la cocina y son parte integral de la tradición culinaria de Medio Oriente y algunas zonas de Asia central y del sur. Su sabor depende del tipo, color y condiciones de suelo, pero por lo general recuerda el de las fresas o manzanas verdes, con notas especiadas. Es rica en vitamina C.

Otras flores conocidas son la caléndula,  clavel, borraja, geranio, primavera o prímula, pensamiento, tulipán, capuchina, salsifí o tragopogon, girasol, gardenias, gladiolas, flores de saúco, lirio de día, angélica, cártamo (azafrancillo de México), mostaza, verbena (apreciada en helados), malva, la dalia, etc.

Flor de calabaza

En quesadillas, en sopas, rellenas o capeadas, las flores de calabaza se usan en diferentes guisos característicos de nuestro país. Seguramente las has visto: son de color amarillo y tienen una forma de embudo que permite inflarlas con mezclas como el queso mascarpone con hierbas. El origen de su uso se remonta a épocas mesoamericanas, cuando la conocían como ayoxochquilitl; era básico en su dieta, ya que son ricas en: vitamina A, ácido fólico, potasio, antioxidantes y calcio.

 Flor de Jamaica

A pesar de que su origen es africano, sus propiedades medicinales, gustativas y de adaptación al entorno han favorecido que en México las hagamos nuestras. Si alguna vez la has probado, seguramente fue en una fresca infusión, aunque también te las recomendamos fritas, en ensaladas y en tacos – sus toques ácidos contrastan maravillosamente con la carne-. En nuestro país existen alrededor de 40 variedades, principalmente cultivadas en Guerrero y Oaxaca.

Flor de frijol

Si tenemos en cuenta que el frijol es un básico en la dieta mexicana, no nos tomará de sorpresa que su flor también sea utilizada en diferentes guisos. Se usa sobretodo en pueblos de Oaxaca, Chiapas y Veracruz; donde comúnmente las hacen capeadas y acompañadas de frijoles refritos o carne de res.

Flor de cocohuite

Su forma recuerda a la de una mariposa blanca, rosada o lila, pero siempre con una mancha amarilla. Es comúnmente usada en Chiapas, donde la preparan como relleno de tamales; también en Oaxaca para dar aroma y dulzura al chocolate; y en Veracruz para el tradicional dulce de gagalito.

Manzanilla

Tanto la hierba aromática como sus blancas y pequeñas flores son utilizadas principalmente en infusiones. Esta planta, es originaria de Europa y Asia, sin embargo encontrarla en México es sencillo: solo hace falta que acudas a los mercados populares.

Les juro que no terminaríamos ! Sin embargo no dejen de llenar su plato de amor y vida … coman sano ,coman mexicano y si pueden también hagan un día vegano !

Comentarios